ES

Nuevos desafíos de la industria

Advertisment1

[ad_1]

La industria automotriz está adoptando lentamente la electrificación como la solución de transporte más probable en los próximos años, pero también enfrenta problemas importantes estrechamente relacionados con el auge de los vehículos eléctricos. Los automóviles de todo el mundo no solo son cada vez más grandes, cómodos, seguros y sofisticados: también son cada vez más pesados.

Los fabricantes de automóviles se centran cada vez más en el rendimiento y la aerodinámica. Gran parte de la eficiencia de la batería en los vehículos eléctricos depende de la aerodinámica. Entonces, si el movimiento del aire se ve más afectado por un automóvil en particular, se requiere menos energía para avanzar. El problema es el peso de la batería.

Advertisment2

Los últimos datos compilados por JATO muestran que el peso promedio de los automóviles vendidos en Europa aumentó un 21 por ciento entre 2001 y 2022. Según los datos, el peso promedio de los automóviles vendidos en 2001 fue de 2928 libras (1328 kilogramos). Este total aumenta casi todos los años a su nivel actual de 3527 libras (1600 kg). En los Estados Unidos, donde los vehículos son más grandes, el peso ha aumentado de 3777 lb (1713 kg) en 2001 a 4206 lb (1908 kg) en la actualidad.

Read More:   Lincoln Dealers Have Until Dec 15 To Decide On A $900k EV Investment
Cifras de peso del motor1

Batería gorda

El aumento de dos dígitos también tiene otras razones. Si bien el problema de la obesidad en los automóviles no se trata solo de las baterías, la explosión de los vehículos eléctricos ha aumentado significativamente el peso promedio de los automóviles. Por ejemplo, el peso medio de los coches eléctricos/híbridos enchufables vendidos en Alemania entre enero y septiembre de 2022 es un 32 % superior al de los competidores de gasolina.

Otro ejemplo: la versión eléctrica del Peugeot 208 registra un peso medio de 1.530 kg (3.373 lb) frente a los 1.153 kg (2.542 lb) de la versión equivalente de gasolina. Lo mismo ocurre con el Volkswagen ID.3 y el Golf, que pesan 4034 lb (1830 kg) y 3060 lb (1388 kg, respectivamente).

Cifras de peso del motor1

Esta brecha se reduce al 10 por ciento en EE. UU., ya que los vehículos de combustión pura suelen ser más grandes y pesados ​​que en Europa. Sin embargo, también hay una gran diferencia allí. El Ford F-150 Lightning es un 28 por ciento más pesado que su hermano con motor ICE.

Read More:   El Dodge Hornet 2023 ya tiene 14,000 pedidos anticipados

No es solo una batería

Sin embargo, la obesidad móvil no es un fenómeno nuevo. La presencia de autos eléctricos ha acelerado el aumento de peso, pero otros factores también afectan el aumento de masa.

Los estándares de seguridad, el tamaño del automóvil y la popularidad de los SUV también contribuyen a este problema. Producir un automóvil hoy implica muchos más estándares de seguridad que hace 20 años. Más sistemas en un coche significa más peso. Por ejemplo, el Volvo EX90 lanzado recientemente, que es uno de los autos más avanzados en términos de seguridad, pesa 6,213 lbs (2,818 kg). Su antecesor, el XC90 de primera generación, pesaba una media de 4449 (2018 kg) en 2002.

Cifras de peso del motor1

Los autos luego se hicieron más y más grandes. El Volkswagen Golf MK3, que estuvo disponible entre 1991 y 1998, mide 160 pulgadas (4074 milímetros) de largo. La generación actual tiene 167 pulgadas (4248 mm) de largo. El Ford Explorer de 1995 mide 190,7 pulgadas (4844 mm) de largo, mientras que la versión 2022 mide 198,8 pulgadas (5050 mm). En muchos casos, un vehículo que estaba en un segmento determinado hace veinte años se consideraría en un segmento inferior según los estándares actuales.

Read More:   बीएमडब्ल्यू बॉस का कहना है कि लगभग सभी को 2023 XM . का लुक पसंद है

Finalmente, los SUV también contribuyen a este fenómeno. Si bien los consumidores, especialmente en Europa, solían conducir automóviles pequeños, económicos y urbanos, ahora eligen SUV pequeños y compactos. El SUV actualmente disponible en Europa es un 27 por ciento más pesado que un automóvil pequeño y un 54 por ciento más pesado que un automóvil urbano. En los EE. UU., a medida que los consumidores continúan cambiando de sedanes a SUV, los SUV son un 22 por ciento más pesados ​​que antes.

El autor de este artículo, Felipe Muñoz, es Especialista en Industria Automotriz de Dinámica JATO.

[ad_2]

Advertisment3

Leave a Reply